Paraguay

tierra del agua,

alma guaraní

 
 
 
 

 

Tierra del Agua

 

 

 

Agua y Energía
PARAGUAY Es un país bendecido con estos recursos tan preciados e indispensables para la vida.
Los paraguayos, con gigantescos acuíferos subterráneos como el guaraní además de los extensos y caudalosos ríos como el Paraguay y el Paraná están parados sobre una extraordinaria y estratégica riqueza natural.
Las aguas del Rio Paranà gracias a las imponentes hidroelèctricas generan energìa no contaminante en cantidades muy superiores a los requerimientos paraguayos que permiten proyectar crecimiento econòmico sustentable y exportar el excedente de energìa elèctrica a los países vecinos que la necesitan.

 

 

Acuífero Guaraní
Es el reservorio natural subterráneo de agua dulce, geográficamente ubicado en Sudamérica y abarca porciones territoriales de: Paraguay, Brasil, Argentina y Uruguay, teniendo Paraguay 70.000 km2 de superficie correspondiente al Acuífero.
Importancia del Acuífero Guaraní
Es el segundo mayor reservorio de agua dulce subterránea del mundo. Su capacidad de acumulación fue preliminarmente estimada en 45.000 km3.
En el área del Acuífero Guaraní están concentradas las zonas de producción agropecuarias mas importantes de cada uno de los cuatro países y abarca un territorio con una población de casi 30 millones de habitantes.
El Acuífero Guaraní se reabastece con el agua de las lluvias en una cantidad de cerca de 80 km3 de recarga por año. Este es el volumen de agua que podría ser utilizada constantemente.
Estudios realizados han revelado que las aguas de este acuífero todavía están libres de contaminación.

 

El Acuífero Guaraní en Paraguay
Abarca los Departamentos de Alto Paraná, Canindeyú, Amambay, Itapuá, Este de Caazapá, Caaguazú, y San Pedro, extremo Este de Guaira, extremo Sureste de Concepción y Ñeembucú y porciones en el Centro, Sur y Este de Misiones.
Para preservar el Acuífero Guaraní se debe:
1- Cuidar los humedales
2- No contaminar las aguas superficiales
3- No deforestar y controlar la erosión de los suelos
4- Respetar las normas de perforación de pozos
5- No desperdiciar las aguas destinadas al consumo
6- Disponer adecuadamente los residuos sólidos.
7- Evitar al máximo el uso de plaguicidas y fertilizantes químicos
8- Practicar la gestión integrada de los recursos hídricos
9- Implementar tratamientos y reciclaje de aguas residuales

 

Principales Acuíferos del Paraguay
• Guaraní: abarca los Departamentos de Alto Paraná, Canindeyú, Amambay, Itapuá, Este de Caazapá, Caaguazú, y San Pedro, extremo Este de Guaira, extremo Sureste de Concepción y Ñeembucú y porciones en el Centro, Sur y Este de Misiones.
• Yrenda: Noroeste del Chaco (Dpto. de Boquerón)
• Patiño: abarca el área comprendida por el triangulo formado por Lambaré, al Suroeste: Limpio, al Noroeste y Paraguari al Sureste.

 

 

Informaciones generales acerca de los Acuíferos
El Acuífero Es una formación geológica de la corteza terrestre en la que se acumula agua proveniente de la superficie o de la condensación del vapor de agua interior. Esta constituido por rocas permeables y porosas
Funciones de los Acuíferos:
• Suministrar agua para mantener los cursos de agua superficiales estables (función productora)
• Producir agua para el consumo humano y el uso industrial y agropecuario (función productora)
• Evitar inundaciones, absorbiendo el exceso de agua de las lluvias intensas (función reguladora)
• Almacenar agua dulce con muy pocas pérdidas debidas a la evaporación.
• Alimentar de agua a esteros y otros humedales.
• Almacenar agua como reserva estratégica para épocas de escasez de lluvias (función estratégica)

 

Hidrovia Paraguay - Paraná
Designado como uno de los sistemas navegables más importantes del planeta, la Hidrovia Paraguay-Paraná, constituye una mezcla de potencialidad de negocios y desarrollo, con la aventura.
Esta gran vía hídrica de 3442 km de extensión abarca 5 países Brasil, Bolivia, Paraguay, Argentina y Uruguay .Permite el paso de barcazas de gran porte que cargan mercancías de todo tipo.
El Paraguay está regado por varios ríos. Los dos principales -el Paraguay y el Paraná- son navegables todo el año y comunican al país con el océano Atlántico.
El Rió Paraná constituye el límite Este y Sur del Paraguay, en una extensión de 679 kilómetros, es navegable por embarcaciones de tamaño variable desde la Represa de Itaipu hasta su confluencia con el Río Paraguay pasando por la exclusa de navegación de la Represa de Yacyreta, y desde la Represa de Itaipu, hacia el norte, es navegable por embarcaciones menores.
El Río Paraguay es navegable por buques de gran calado desde Asunción, hacia el sur, hasta su confluencia con el río Paraná y por buques de menor calado, desde Asunción, hacia el norte, hasta la ciudad de Corumba (Brasil) en la Región del Pantanal. También Existen en el país numerosos lagos y lagunas como el Lago Ypoa, Lago Ypacarai

 

Energía
 
Hidroeléctricas
Una gran obra se hace con mucho hierro, hormigón, tecnología avanzada y la incesante búsqueda del hombre por la conquista de lo imposible. Fueron estos requisitos previos - todos debidamente superlativos - que incluyeron a la Central Hidroeléctrica de Itaipú en la lista de las siete maravillas del mundo moderno. La lista, publicada en 1995 por la revista “Popular Mechanics” de los Estados Unidos, se basó sobre una investigación realizada por la Asociación Norte-Americana de Ingenieros Civiles (Asce) entre ingenieros de los más diversos países.
Según la revista, las siete grandes obras de ingeniería son “testimonios de la capacidad del ser humano del Siglo XX de alcanzar su grandioso destino: la conquista de lo imposible”. Aparte de la Itaipú, forma parte de la lista: el Puente Golden Gate ( EE.UU.); el Canal de Panamá, que une el Océano Atlántico al Pacífico, el Eurotúnel, que une Francia e Inglaterra bajo el Canal de la Mancha; los Proyectos del Mar del Norte para el Control de las Aguas (Holanda); el Edificio Empire State (EE.UU.); y la Torre de la Canadian National (Canadá).

 

 

Historia
Paraguay y Brasil se unen en Itaipú
La Central Hidroeléctrica de Itaipú, la mayor en operación en el mundo, es un emprendimiento binacional entre el Paraguay y el Brasil en el Río Paraná. La potencia instalada de la Central es de 14.000 MW (megawatts), con 20 unidades generadoras de 700 MW cada una. La producción récord del año 2000 - 93,4 mil millones de kilowatts-hora (Kwh.) - fue responsable por el suministro del 95% de la energía eléctrica consumida en el Paraguay y el 24% de toda la demanda del mercado brasileño. La Central de Itaipú es resultado de intensas negociaciones entre los dos países, que ganaron impulso en la década del 60. El 22 de junio de 1966 se firmó el “Acta de Yguazú”, una declaración conjunta que manifestaba la disposición para estudiar el aprovechamiento de los recursos hidráulicos pertenecientes en condominio a los dos países. En febrero del año siguiente, fue creada la Comisión Mixta Brasil - Paraguay para la implementación del “Acta de Yguazú ”, en la parte relativa al estudio sobre el aprovechamiento del Río Paraná. En 1970, el consorcio formado por las empresas IECO (de los EE.UU.) y ELC (de Italia) ganó la licitación internacional para la realización de los estudios de viabilidad y para la elaboración del proyecto de la obra. El inicio de los trabajos se dio en febrero de 1971. El 26 de abril de 1973, Paraguay y Brasil firmaron el tratado de Itaipú, instrumento legal para el aprovechamiento hidroeléctrico de los recursos hidráulicos del Río Paraná pertenecientes en condominios a los dos países. En mayo de 1974, fue creada la Entidad Binacional Itaipú, para gerenciar la construcción de la Central Hidroeléctrica. El inicio efectivo de las obras ocurrió en enero del año siguiente.

 

El Río es desviado
El día 14 de octubre de 1978 fue un gran hito en la construcción de Itaipú. Ese día fue abierto el canal de desvío del Río Paraná, que permitió secar un trecho del lecho original del río para que allí fuese construida la presa principal de hormigón.

 

Acuerdo de tres países
Otro hito importante en el área diplomática fue la firma del Acuerdo Tripartito entre Paraguay, Brasil y Argentina, el 19 de octubre de 1979, para el aprovechamiento de los recursos hídricos en el trecho del Río Paraná desde el Salto del Guairá o Sete Quedas hasta la desembocadura del Río de la Plata. Este acuerdo estableció los niveles del río y las variaciones permitidas para las centrales hidroeléctricas en la cuenca común a los tres países.

 

Surge el embalse
El 13 de octubre de 1982, con la conclusión de las obras de la presa de Itaipú, las compuertas del canal de desvío fueron cerradas y comenzó a ser formado el embalse de la Central. El Lago de Itaipú, con un área de 1.350 Km2, fue formado en apenas 14 días. En ese período las aguas subieron 100 metros y llegaron hasta las compuertas del vertedero a las 10 horas del día 27 de octubre. Durante la formación del embalse, equipos del sector ambiental de la Itaipú recorrieron en barcos y lanchas toda el área que sería inundada, salvando centenares de especies de animales de la región en una operación conocida como Mymba Kuera (que en tupí guaraní significa “rescate de animales”).

 

La Central Hidroeléctrica comienza a operar
El 5 de mayo de 1984, entró en operación la primera unidad generadora de la Itaipú. Las 18 unidades generadoras fueron instaladas al ritmo de dos a tres por año. Con 20 unidades generadoras, Itaipú concluye la obra prevista en el tratado binacional, que dio origen a la constitución de la empresa, e inicia una nueva fase, la de actualización tecnológica de las 18 unidades generadoras iniciales.
Con potencia de 700 MW cada, las dos nuevas unidades equivalen a una hidroeléctrica de medio porte.

 

 

Datos Técnicos
La Central Hidroeléctrica de Itaipú, la mayor del mundo en producción de energía, es una empresa binacional desarrollada por el Brasil y por el Paraguay en el Río Paraná. La potencia instalada final de la central es de 14.000 MW (megawatts), con 20 unidades generadoras de 700 MW cada una.
Las 18 unidades generadoras de la Itaipú entraron en operación, conforme al cronograma, al ritmo de dos a tres por año, a partir desde mayo de 1984. La 19ª y la 20ª entraron en operación en 4 de septiembre de 2006 y en 7 de marzo de 2007, respectivamente.
La usina superó sus propios records mundiales de producción de energía, por varios años consecutivos. En 1999, la central produjo 90 billones de kilowatts-hora (kWh), mientras que en el 2000 la producción superó los 93,4 billones de kWh, suficiente para garantizar el suministro del 95% de la energía eléctrica consumida en el Paraguay y del 24% de toda la demanda del mercado brasileño.

 

Medio Ambiente y Comunidad
El verde en las márgenes del lago
Desde la fase del proyecto, la Itaipú Binacional siempre tuvo una preocupación especial por el medio ambiente. Para garantizar la calidad del agua del embalse y también para preservar la fauna y la flora de la región, la Itaipú conservó todos los bosques nativos existentes y reforestó las áreas que encontró ya devastadas por las prácticas agrícolas. Nada menos que 20 millones de mudas de árboles fueron plantadas en la franja de protección del embalse.
En Itaipú, los cuidados del medio ambiente comienzan "en casa". La empresa adopta medidas para reaprovechar y reciclar materiales, promueve la educación ambiental de adultos y niños en toda el área de influencia del embalse y mantiene reservas y refugios biológicos para preservar la flora nativa y permitir una futura repoblación de los bosques con la fauna de la región. Además de eso, incentiva prácticas ecológicamente correctas en la agricultura, la pesca y hasta en las actividades recreativas y coloca un énfasis especial en la preservación de la salud de los pobladores vecinos al Lago de la Itaipú.

 

Visitas y Turismo
Itaipú una Gran Opción Turística y Una de las Maravillas del Mundo
La Central Hidroeléctrica de Itaipú, está considerada como una de las maravillas del mundo moderno, donde turistas locales e internacionales visitan y aprecian la majestuosa obra de ingeniería.
Esta región, ofrece otros atractivos turísticos, donde se destacan las obras de conservación ambiental, que conjuntamente con la Central Hidroeléctrica constituyen la carta de presentación de los socios del emprendimiento Paraguay y Brasil.
Según las estadísticas, existe un considerable flujo de visitantes, que acuden a diario para apreciar las bondades de los distintos puntos del Complejo Turístico de la Itaipú Binacional.
En atención a la gran afluencia de visitantes, se ha implementado una adecuada planificación y las obras necesarias para la recepción y atención al público, de tal forma a no perjudicar el normal funcionamiento de la Central Hidroeléctrica y de los otros puntos turísticos.
 

Museo de la Tierra Guaraní
Una aventura de naturaleza y cultura
La ITAIPÚ Binacional habilitó al público un espectacular museo, que tiene toda la tecnología del primer mundo, para beneficio de la niñez y juventud estudiosa, como para todos aquellos que quieran conocer la historia.
El Museo de la Tierra Guaraní es un viaje por la memoria, por más de 10.000 años de presencia humana en el Alto Paraná. Incluye la presencia regional de pueblos indígenas, que mantuvieron su cultura a través de los siglos, con una historia que vive aún en nuestros días.
El Museo, debido a la cantidad y calidad de información que contiene, se constituye en un guardián de la memoria y de la misma floresta subtropical.
Tiene dos pabellones: Mundo Guaraní y Mundo de la Ciencia, donde, a través de la tecnología y de la informática, se podrá tener una experiencia multimedial y observar piezas únicas de la cultura aborigen y de la biodiversidad.
En el recorrido se podrá conocer sobre el mundo guaraní: Sistema religioso, el mito de la creación, rituales, testimonios de indígenas sobre sus creencias. Sistema social, el parentesco, niñez y adolescencia, formando pareja, testimonios de indígenas sobre la vida social, la escuela indígena. Sistema económico y tecnológico, la economía agrícola, el poblado y la arquitectura ceremonial, testimonios de indígenas sobre la tecnología y economía guaraní.
Asimismo, datos sobre los primeros pobladores, de la población del continente americano, los cazadores recolectores pre - guaraníes, origen y expansión del tupí - guaraní.
El museo también incluye informaciones sobre el mundo de las ciencias. Abarca desde el siglo XVI, hasta nuestros tiempos: la sed de oro: exploradores europeos en el Paraguay, primeros contactos de indígenas y europeos, cronistas y exploradores del Paraguay, línea del tiempo, descubrimientos e inventos. También la relación entre el guaraní y el europeo, biografías, clasificación de la botánica, así como otras valiosas informaciones de nuestra cultura.

www.itaipu.gov.py

 

Yacyretá
Los primeros antecedentes sobre estudios relativos al aprovechamiento del río Paraná nos obligan a remontarnos a la década de 1920, año en los cuales la generación de electricidad se basaba fundamentalmente en la utilización del carbón, mineral casi por completo ausente en estas latitudes, al menos en ese momento.
En 1973, cuando eclosionaba la primera crisis petrolera mundial se hizo más necesario que nunca disponer de fuentes alternativas y el Tratado de Yacyretá suscripto en ese año apuntaba a encontrar una solución formidable para el abastecimiento energético de la región.

 

 

Cronología del Complejo Yacyretá
01/02/1926 Washington (EEUU) : firma protocolo Argentino - Paraguayo relativo a la utilización de los Saltos de Apipé.
23/01/1958: Creación de la Comisión Mixta Técnica Argentino-Paraguaya.
Se concreta el convenio entre la República Argentina y la del Paraguay para el estudio del aprovechamiento del río Paraná a la altura de las islas Yacyretá y Apipé, que establece la creación de una Comisión Mixta Técnica Argentino-Paraguaya que tendrá a su cargo la realización del mencionado estudio.
03/12/1973 Asunción, Paraguay: se firma el Tratado de Yacyretá, por el cual los dos Estados se comprometen a emprender en común la obra destinada al aprovechamiento hidroeléctrico del río Paraná a la altura de la isla Yacyretá; al mejoramiento de su navegabilidad en la zona y la regulación de su caudal en caso necesario, para disminuir los efectos de las inundaciones en los momentos de crecidas extraordinarias.
Creación de la Entidad Binacional Yacyretá: en condiciones igualitarias para ambas partes, al cual se le asigna la capacidad jurídica y responsabilidad técnica para realizar los estudios y proyectos de las obras mencionadas y para la dirección, ejecución, puesta en marcha y explotación de las mismas, como una unidad técnico-económica .
03/12/1983: Inicio de la construcción del Complejo Yacyretá.
26/04/1989 en Ituzaingó, Argentina, se firman las notas reversales que definen el esquema definitivo de las obras de protección de los valles de los arroyos afluentes al Embalse en margen derecha (Paraguay).

 

08/06/1989: Cierre del Brazo Principal del Río Paraná.
19/05/1990: Cierre del Brazo Aña Cuá del Río Paraná.
01/06/1993: Habilitación de la Esclusa de Navegación.
02/09/1994: Inauguración Unidad N°1 de la Central Hidroeléctrica.
07/07/1998: Inauguración de la totalidad de los Unidades (20) de la Central Hidroeléctrica.

 

 

Datos Técnicos
Actualmente, la central hidroeléctrica Yacyretá es una de las mayores obras de Latinoamérica. Para su funcionamiento inicial fue necesario represar el río Paraná, dando lugar a la formación de un lago artificial (o embalse).

 

En 1994 se inició el llenado del embalse hasta la cota 76, es decir, 76 metros sobre el nivel del mar. Con este hecho las primeras turbinas comenzaron a generar energía.
La obra cuenta con dos vertederos, uno construido en el brazo principal del río Paraná, compuesto de 18 compuertas, y el otro instalado en el brazo Añacuá, con 16 compuertas radiales.
La energía hidroeléctrica que se puede obtener en una zona depende de los cauces de agua y desniveles que tenga, y existe, por tanto, una cantidad máxima de energía que podemos obtener por este procedimiento. Se calcula que si se explotara toda la energía hidroeléctrica que el mundo entero puede dar, sólo se cubriría el 15% de la energía total que consumimos.
A través de cada turbina pueden pasar 2.630 millones de litros de agua por hora, o sea que, por las 20 turbinas de Yacyretá puede pasar por hora el equivalente al consumo de agua potable de 13 días de la ciudad de Asunción o de 2 días de la ciudad de Buenos Aires.
La energía que se puede producir anualmente es de 19.000 Gwh equivalente al 65% de la generación eléctrica de Paraguay y la Argentina.
Cada turbogenerador pesa aproximadamente 1.000 toneladas, tanto como 1.000 autos medianos.
Las turbinas responden a la denominación de Kaplan. Los generadores son del tipo eje vertical totalmente cerrados, enfriados por aire mediante intercambiadores de calor aire - agua. Las energía generada se transmite a los transformadores por medio de barras blindadas de fases aisladas.
La transmisión de energía obtenida a ambos territorios se concreta mediante la construcción de estaciones transformadoras, que posibilita la conexión de la línea de salida de la Central, con los sistemas adoptados por ambos países.
El volumen de hormigón empleado es equivalente al necesarios para construir una carretera Asunción - Buenos Aires (1.400 Km aproximadamente).
Al recorrer y observar las estructuras de Yacyretá, es posible situarse sobre el hormigón perteneciente a la esclusa de navegación que funciona con sus barcazas pasando sobre la misma, es posible además contemplar desde el muro rompeolas, hasta el ir y venir de los móviles en el cierre lateral sobre la isla Yacyretá, pasando por formaciones vitales del emprendimiento como son las de cierre del brazo principal del río Paraná, con su correspondiente desvío a la zona de los vertederos, la escala de peces y la fundamental central de generación, lugar donde se emplazan las turbinas .
A principios de la década de los noventa, las primeras potencias productoras de hidroelectricidad eran Canadá y Estados Unidos. Canadá obtiene un 60% de su electricidad de centrales hidráulicas. Los países en los que la energía hidroeléctrica constituye fuente de electricidad más importante son Noruega (99%), Zaire (97%) y Brasil (96%). La central de Itaipú, en el río Paraná, está situada entre Brasil y Paraguay; se inauguró en 1982 y tiene la mayor capacidad generadora del mundo. En algunos países se han instalado centrales pequeñas, con capacidad para generar entre un kilovatio y un megavatio. En muchas regiones de China, por ejemplo, estas pequeñas presas son la principal fuente de electricidad. Otras naciones en vías de desarrollo están utilizando este sistema con buenos resultados.
El costo de instalación de una central hidroeléctrica es sensiblemente igual al de una central nuclear, y tres veces mayor que el de una central térmica clásica. El principal interés de este tipo de centrales estriba en que su fuente de energía, el agua de los ríos, es totalmente gratuita, contrariamente a los combustibles fósiles de las centrales térmicas.
Este tipo de central hidroeléctrica se destaca porque la energía que genera está basada en:
Recursos de bajo costo, porque de las distintas formas de generación es la más económica.
No contaminante, porque la energía hidroeléctrica no genera residuos poluyentes para el medio ambiente.
Renovable, porque el agua es un recurso abundante y el río Paraná es uno de los más caudalosos del mundo.

 

Situación futura
Operación de la Central Hidroeléctrica a cota definitiva 83.0 mSNM
Con la ejecución de las obras y acciones necesarias para recrecer el embalse a su cota definitiva de 83 mSNM, el equipamiento de la Central Hidroeléctrica Yacyretá estará en condiciones de generar en promedio 19.405 GWh al año.
En estas circunstancias, la generación anual adicional alcanzará en promedio 8.020 Gwh anuales, que equivale aproximadamente a U$S 220 millones de dólares.
Medio Ambiente
Aunque la energía hidroeléctrica es poco contaminante comparada con sus alternativas nuclear y térmica, tiene repercusiones sobre el medio ambiente para las que fueron hechos estudios globales antes de la construcción de la obra. Yacyretá atendió adecuadamente las consecuencias que la obra ocasionó al ecosistema local. La Entidad Binacional Yacyretá cuenta con una dependencia denominada Sector Medio Ambiente que aplica las políticas y programas contenidos en el Plan Maestro para el Medio Ambiente, a través de una Coordinación General, encargada de elaborar, controlar y evaluar los mismos. El Plan Maestro del Medio Ambiente es el documento rector en el que se insertan programas para la preservación de:

 

Fauna Íctica
La riqueza en peces, tanto en especie como en número, es uno de los rasgos sobresalientes del río Paraná, en el tramo que cruza el área de influencia de la represa de Yacyretá, de ahí la necesidad de su control.La gran diversidad de especies que conforma la fauna íctica en el área de afectación del embalse es objeto de interés por parte de Yacyretá y la misma es atendida a través de los siguientes programas:
* Monitoreo de Fauna Ictica: Es el estudio de las poblaciones de peces en aspectos relativos a la dinámica poblacional, migraciones, adaptaciones al embalse creado y el Sistema de Transferencia de Peces.
* Control y Vigilancia: Vela por la protección del recurso ictícola, elaborando normas para la utilización racional y sustentable de la fauna íctica, así como apoyando con recursos, a los Organismos Gubernamentales encargados de hacer cumplir las normas legales en Argentina y Paraguay.
* Estaciones de Piscicultura: Destinadas a la producción de especies que hayan disminuido su población por causa del embalse, a fin de restablecer el equilibrio entre las diferentes especies de peces.
* Sistemas de Transferencia de Peces: Opera el sistema tipo "ascensor", por donde los peces transitan aguas arriba en sus migraciones estacionales, salvando el obstáculo que significa los muros de la represa. Esta obra de ingeniería permite a la vez, estudiar diferentes aspectos de los peces que cruzan, desde identificar y cuantificar las especies presentes, medir y pesar ejemplares, marcar individuos para conocer sus rutas migratorias y estudiar los aspectos de las poblaciones, entre otras cosas.

 

Programa de Reservas y Biodiversidad
Desde el punto de vista ambiental la energía hidroeléctrica es una de las más limpias, aunque esto no quiere decir que sea totalmente inocua. Los ambientes naturales, la fauna y la flora que se encuentran dentro del área de influencia del proyecto hidroeléctrico, son únicos, tanto en Argentina como en Paraguay, motivo por el cual la EBY desarrolla este programa, que consta de cinco líneas de acción, a saber:

 

Manejo de áreas protegidas
Consiste en el establecimiento y manejo de áreas de reserva protegidas, destinadas a la conservación y recuperación de la flora y la fauna nativa, como compensación por la pérdida de ambientes naturales ocasionada por el anegamiento de tierras a causa del llenado del embalse. El sistema de áreas protegidas abarca actualmente 58.000 hectáreas y cuando el embalse sea elevado a su cota fina abarcará 187.000 hectáreas.
Manejo de fauna: Se inició en 1993 con el rescate de fauna afectada, ocasionado por la inundación de las islas Yacyretá, Talavera e islas menores. Cerca de 11.000 ejemplares de más de 110 especies de mamíferos, aves, reptiles y anfibios fueron relocalizados en áreas protegidas. Actualmente, se trabaja en el monitoreo de algunos de estos ejemplares y en programas de reintroducción de especies amenazadas de extinción, en las áreas protegidas.
Colección faunística Atinguy: La Entidad Binacional Yacyretá mantiene desde 1983 una colección de animales nativos, propios del área de influencia del proyecto hidroeléctrico y del Paraguay en general, con fines de divulgación y para desarrollar sus programas de cría en cautiverio de especies con problemas de conservación, la Colección Faunística Atinguy. La colección está en constante aumento, alcanzando en la actualidad a 231 ejemplares, pertenecientes a 84 especies de mamíferos, 144 de aves y 15 de reptiles. Sobresalen entre ellos los ciervos de los pantanos, aguará guazú y mytú.
Viveros y forestación: Se cuenta con un vivero en Ayolas, con capacidad para producir 200.000 plantas al año, con el propósito de arborizar las distintas ciudades vecinas al embalse en la margen derecha, y a futuro apoyar la reforestación del perilago. Ciudades como Encarnación, Carmen del Paraná, Coronel Bogado y Ayolas cuentan actualmente con árboles provenientes de este vivero.
Reparación de ecosistemas: Son las actividades destinadas a recuperar las áreas degradadas físicamente por las tareas de la obra, especialmente las zonas de préstamo y las canteras. Estas labores comenzaron en el año 1996.
Tratamiento Costero: La recomposición de la costa creada por el embalse, a fin de integrar la trama urbana de las poblaciones ribereñas, a las nuevas condiciones, es otra de las tareas que encara la Entidad Binacional Yacyretá, a fin de dotar a las mismas de condiciones ambientales y de salubridad, que permitan el uso de la ribera del lago formado por el embalse.

www.eby.gov.py

 

 

 

› arriba